La iglesia del monasterio de Santa María de Pedralbes. Una construcción particular del gótico catalán

El monasterio de Santa María de Pedralbes fue fundado por la reina Elisenda de Montcada (1292 – 1364). Se trata de una fundación del segundo orden de san Francisco según la regla de Urbano IV, aprobada en 1263 a través de la bula Beata Clara. Esta regla dejaba a los monasterios femeninos bajo la dependencia del cardenal protector, en lugar de quedar sujetos como hasta entonces a la jurisdicción de los framenores. Así mismo se trataba de una regla más permisiva en cuanto a la posesión de ciertas rentas. La regla de Urbano IV se recoge en un códice conservado en el monasterio que consta de veintiséis apartados y es la versión en catalán más antigua que conocemos, así como la primera que regula en enclaustramiento riguroso. Las monjas realizaban votos de pobreza, castidad, obediencia y clausura. (1)

Vista de la iglesia de Santa María de Pedralbes en 1881. Foto de uno de los paneles informativos que se encuentran en el monasterio. Original en l´Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, AF. D15401

El objetivo de construir este monasterio era claro y así lo manifestó la misma reina Elisenda de Montcada: Ci ve so que Nós per nostres merits no podem aconseguir, almenys per devotes pregaries d´aquelles conseguescam.(2) Es decir, la obtención de beneficios espirituales tanto para la fundadora como para los suyos, a través de las plegarias y oraciones constantes de las monjas. La fundación de misas y aniversarios pro anima defunctis era cada vez más frecuente entre las clases altas de la sociedad y el recordar a los que han realizado en tránsito, será el trabajo habitual en la clausura. Era importante mantener la memoria de los fundadores para cuando llegara la hora del Juicio Final. También recordar al difunto en relación con su fundación, así como el recuerdo individual vinculado a su linaje.(3) La elección de la orden franciscana no eras casual ni aleatoria. Existe una larga tradición vinculada a esta orden entre los miembros de la familia real de Aragón. Así mismo durante el siglo XIV se irán estableciendo por todo el territorio de Cataluña, diversas fundaciones monásticas de la orden de Santa Clara.(4)

Altar mayor. A mano derecha el sepulcro bifaz de la reina Elisenda. La cercanía al altar repercutía en los beneficios espirituales que recibía el difunto
Bula fundacional del Real Monasterio de Santa María de Pedralbes, 1 de febrero de 1325. Facsímil. El papa Juan XXII concede la autorización a la reina Elisenda de Montcada para fundar un monasterio de monjas clarisas en la provincia eclesiástica de la Tarraconense

El primer documento que refleja la intención por parte de la reina Elisenda de fundar un monasterio, data del diciembre de 1325 y cuenta con la aprobación del rey. (5) El 17 y 24 de enero del año siguiente* la reina adquiere una masía en Pedralbes propiedad del almirante Bernat de Sarrià, quien ostentaba entre otros cargos, el de consejero de Jaime II. La reina obtiene además la tenencia de la masía a Elisenda, viuda de Arnau de Pedralbes y a su hijo Bernat.(6) Antes de realizar la nueva fundación, era necesario la obtención de la correspondiente licencia papal. El 1 de febrero de 1325 Juan XXII autorizó a la reina a construir el monasterio a condición de dotarlo con sus bienes. El inicio de la construcción no se demoró y el 1 de julio de 1326, cuando la primera piedra ya se había colocado,(7) se obtiene el conocimiento y sanción del lugar escogido por parte del ministro provincial fra Ramon Bancal, acompañado por los frailes menores fra Arnau de Canelles, fra Berenguer Folcini y fra Pere Comadella. El provincial designaba como a directores de la obra, al capellán de la reina Ferrer Peyró y al tesorero Domènec Granyena.

Edificio conocido como «El Conventet» incorpora elementos procedentes del templo románico de Santa Maria de Besalú. Este edificio situado en la Baixada del Monestir acogía a los monjes franciscanos destacados en el monasterio de Pedralbes

La fecha de consagración tuvo lugar el 3 de mayo de 1327. Aquel mismo día y bajo la autoridad de la abadesa Sobirana d´Olzet, entraron catorce monjas y quince novicias procedentes del convento de clarisas de Barcelona. Aún así, la construcción no estaría totalmente finalizada. Probablemente solo el presbiterio de la iglesia y otras dependencias básicas para el funcionamiento de la comunidad, se hallarían terminadas. El convento funcionaría plenamente en 1334 y la iglesia, quedaría finalizada en 1348.(8) Aún así se trata de un tiempo récord para la construcción de un edificio. Esta rapidez probablemente estuvo motivada por la certeza de que al rey le quedaba poco tiempo de vida. Jaime II murió el 2 de noviembre de 1327, seis meses después de la consagración. A pesar de ello dejó listo todo lo necesario para el desarrollo del culto. Es de suponer que la reina Elisenda querría tenerlo todo listo antes de la muerte del rey.

Vista de la iglesia desde el claustro
Interior de la iglesia del Real Monasterio de Santa María de Pedralbes. Nave única con capillas laterales entre contrafuertes. Cabecera poligonal.

La reina disponía de un espacio propio anexo al monasterio, con una capilla consagrada a san Nicolás. El papa Juan XXII le concedió además diversos privilegios y concesiones apostólicas, a fin de intensificar las devociones y suavizar las duras condiciones de vida de las monjas, sobre todo en aquello concerniente al enclaustramiento. Elisenda de Montcada obtuvo además un permiso especial del papa para acceder a la zona de clausura, en donde podía entrar acompañada de algunas damas honestas. Incluso obtuvo el permiso necesario para comer con algunas acompañantes tres o cuatro veces al mes en el refectorio y dormir en la zona de clausura.(9)

Vista exterior de la iglesia del monasterio. Se observa el espacio de las capillas laterales entre los contrafuertes de la nave

A pesar de residir en el monasterio, Elisenda de Montcada no rompió nunca los vínculos ni con su familia ni con la corte. Desde el mismo monasterio en donde se encontraba retirada, siguió manteniendo contacto con la familia real y con el exterior. Las obras de construcción del edificio seguían adelante y la documentación de la época pone de manifiesto que la reina siguió solicitando privilegios para Pedralbes o confirmando los que ya tenía.
En cuanto a la arquitectura, la iglesia de Santa María de Pedralbes es un edificio de nave única cubierta con bóveda de crucería. Esta nave presenta siete tramos con capillas laterales entre los contrafuertes, tres por cada lado en los primeros tres tramos de la nave. Los últimos tres tramos corresponden al coro de clausura. La cabecera de forma poligonal presenta siete lados. El presbiterio mediante unos escalones de acceso, se halla a mayor altura que el resto de la nave.

Coro alto y bajo situado a los pies de la iglesia y destinado a las monjas. Este espacio se halla segregado del resto del templo por un muro y celosías

La anchura de la nave es de 12,84 metros y con las capillas incluidas mide un total de 19,84 metros. La longitud es de 56 metros de los cuales 11 corresponden al presbiterio y 26,30 al espacio central. El resto corresponde al coro de clausura. La altura de la nave es de 21,20 metros. (10)

La iglesia del monasterio de Santa María de Pedralbes es un edificio que encaja dentro de los esquemas del gótico catalán así como en los ideales de las órdenes mendicantes, pero con ciertas particularidades que la convierten en una construcción peculiar. Nos referimos a las oberturas circulares en las capillas laterales y al doble nivel de ventanas (circulares y ojivales), en la cabecera. Esta distribución era corriente en edificios góticos de diversas naves o nave única con capillas en la cabecera, pero no en un edificio de nave única y cabecera poligonal sin capillas.(11) Tampoco es corriente encontrar tres coros. El central corresponde a los franciscanos destacados en Pedralbes y los dos restantes, uno alto y otro bajo, destinados a las monjas y separados de los fieles por un muro de reja y celosía.

Vista exterior de la iglesia hacia el ángulo de la cabecera
Especulum, inventario de los bienes y rentas del monasterio redactado por el notario de Barcelona Francesc Taraffa en 1327, año de la fundación del monasterio. Real Monasterio de Santa María de Pedralbes

La autoría de la obra es muy discutida. Según el testimonio de sor Eulália de Anzizu, el Sr. Mestres era del parecer que el arquitecto fue Guillem Abiel. Pero por unas cartas del provincial de los Menores de Aragón, P. Fr. Ramón Bancal, se dice que se designó a Ferrer Peyró y Domingo Granyera directores de la obra.(12) Se ha propuesto y no sin cierta lógica que al tratarse una fundación real, el arquitecto había de ser un maestro cercano a la corte. En este sentido Jaume del Rei a veces citado también con el nombre de Pere, podía ser un posible candidato. De él sabemos que en 1361, deviene maestro de obras real.(13) A su muerte en 1330, lo sustituye en el cargo Pere d´Olivera. De entre estos dos maestros, parece que Pere del Rei sería el candidato más probable ya que como apunta la Dra. Francesca Español, en el necrológico de Pedralbes se encuentra documentada la dedicación a un aniversario el día 8 de abril a nombre de Pere del Rei. Desde época románica los artífices podían obtener beneficios espirituales por parte de la comunidad encargada de la obra que habían construido, mediante la conmemoración perpetua del día de su fallecimiento. Pero como puntualiza Francesca Español este dato no es concluyente para la atribución del arquitecto de Pedralbes porque el apellido Rei, se podía vincular también a los artífices que trabajaban para el monarca.(14)

La iglesia del monasterio de Santa María de Pedralbes es uno de los centros de interés cultural de la ciudad de Barcelona. Sus particularidades arquitectónicas, la convierten en un edificio singular dentro del gótico catalán.

Post registrado bajo licencia Safe Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International (CC BY-NC-SA 4.0). Este artículo ya había sido publicado en mi anterior blog el día 4 de enero 2019

Referencias

(1) Para más información referente a la reglamentación del monasterio, ver CASTELLANO- TRESSERA, Anna. Pedralbes a l´Edat Mitjana. Història d´un monestir femení, Barcelona, Publicacions de l´Abadia de Montserrat, 1998, p. 44 – 77
(2) Ibidem, p. 13.
(3) SANTJUST I LATORRE, Cristina. L´obra del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes des de la seva fundació fins el segle XVI. Un Monestir Reial per a l´orde de les clarisses a Catalunya, Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona (tesis doctoral), 2008, p. 26 – 27.
(4) CASTELLANO TRESSERA, Anna. Pedralbes a l´Edat Mitjana…, op. cit., p. 24; 27
(5) ESPAÑOL I BELTRÁN, Francesca. «Un cert perfil d´Elisenda de Montcada» en Elisenda de Montcada una reina lleidatana i la fundació del Reial Monestir de Pedralbes, Lleida, Publicacions dels Amics de la Seu Vella, 1997, p. 24.
(6) ORTOLL, Ernest. «L´església de Santa Maria de Pedralbes» en Elisenda de Montcada una reina lleidatana i la fundació del Reial Monestir de Pedralbes, Lleida, Publicacions dels Amics de la Seu de Lleida, 1997, p. 40
(7) La primera piedra se colocó el 26 de marzo de 1326. ESPAÑOL I BELTRÁN, Francesca. «Un cert perfil …», op. cit., p. 24
(8) ORTOLL, Ernest. «L´església de Santa Maria…», op. cit., p. 42
(9) CASTELLANO TRESSERA, Anna. Pedralbes a l´Edat Mitjana…, op. cit., p. 58
(10) ORTOLL, Ernest. «L´església de Santa Maria…», op. cit., p. 46
(11) Ibidem, p. 46.
(12) ANZIZU, Eulàlia. Fulles històriques del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes, Barcelona, Estampa de F. Xavier Altés, 1897, p. 15
(13) ESPAÑOL I BERTRÁN, Francesca. «El lideratge estètic de Jaume II en l´assumpció del gòtic» en El Gòtic Català, Barcelona, Angle Editorial, 2002, p. 72.
(14) Ibidem, p. 72.

BIBLIOGRAFÍA

ANZIZU, Eulàlia. Fulles històriques del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes, Barcelona, Estampa de F.Xavier Altés, 1897, p. 15 y 29-31 y 68
CASTELLANO- TRESSERA, Anna. Pedralbes a l´Edat Mitjana. Història d´un monestir femení, Barcelona, Publicacions de l´Abadia de Montserrat, 1998
ESPAÑOL I BELTRÁN, Francesca. «Un cert perfil d´Elisenda de Montcada» en Elisenda de Montcada una reina lleidatana i la fundació del Reial Monestir de Pedralbes, Lleida, Publicacions dels Amics de la Seu Vella, 1997, p. 11 – 37
ESPAÑOL I BERTRÁN, Francesca. «El lideratge estètic de Jaume II en l´assumpció del gòtic» en El Gòtic Català, Barcelona, Angle Editorial, 2002, p. 39 – 75
ORTOLL, Ernest. «L´església de Santa Maria de Pedralbes» en Elisenda de Montcada una reina lleidatana i la fundació del Reial Monestir de Pedralbes, Lleida, Publicacions dels Amics de la Seu de Lleida, 1997, p. 39 – 57
SANTJUST I LATORRE, Cristina. L´obra del Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes des de la seva fundació fins el segle XVI. Un Monestir Reial per a l´orde de les clarisses a Catalunya, Barcelona, Universitat Autònoma de Barcelona (tesis doctoral), 2008

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *